lunes, 17 de octubre de 2011

DE URGENCIAS.

¿somos los primerizos demasiado asustadizos?
Pues debe ser que sí... y es normal.

Te enfrentas por primera vez a situaciones y sensaciones que nadie te explica cómo valorar. Ayer mismo estuvimos a punto de salir corriendo a urgencias tras ver los resultados del tensiómetro.

Cuando te tomas la tensión te dan dos valores : la alta y la baja, que se llaman comúnmente, y la alta suele ser el doble de la baja (se dice entonces que están compensadas).

Una embarazada suele tener la tensión mas alta de lo normal (un 10% por encima), pero ¿es normal que se dispare a 15/8?. (léase 15 de alta y 8 de baja)

Para hacernos una idea una tensión 'ideal' para quien no esté embarazado sería de 12/6 (12 de alta y 6 de baja) y la señal de alarma para salir corriendo al hospital está cuando 'la baja' llega a 9.

Son sustos que se tornan en preocupación cuando, casi inconscientemente, te 'informas' en Internet. Comienzas a leer palabras como 'preeclampsia' y 'eclampsia'. Los latidos de tu corazón se aceleran mientras lees de los peligros de la enfermedad, los riesgos que conlleva para el bebé... y para la madre... y entonces preocupación se torna en agobio, nervios y malestar generalizado.

Consejo: 
Infórmate... pero no pierdas la cabeza. Consulta a tu médico o farmacéutico.



Pese a toda la calma que quieras tener, al final, serás un habitual más en la sala de urgencias :

Primera visita:
Te caes por las escaleras estando de tres mes y sales corriendo al hospital.
'El bebé tiene el mejor airbag del mundo', te dicen...
Ya, pero explóreme y confírmelo....
Por suerte todo estaba bien, nos vió un traumatólogo (por el golpe en la espalda) y el ginecólogo, que amablemente y tras la eco correspondiente, nos dijo que todo estaba bien.

Segunda visita:
Hola buenos días, es que tengo un dolor de muelas horrible y quería que me viese el ginecólogo para que me confirme si puedo medicarme.
'Eso no es una urgencia, vé a que te vea un dentista', le dice con cara de puerta la recepcionista a la pareja que teníamos delante....
Increible pero cierto... ellos acudían a urgencias por la misma razón que nosotros... solo que nosotros ya habíamos pasado por el dentista....
Interrumpo la conversación entre la recepcionista y la pareja... Disculpe... es que nosotros venimos por los mismo, y ya hemos estado en el dentista... el problema es que nos ha recetado una serie de fármacos y nos gustaría nos confirmase un ginecólogo si los podemos tomar...
Menos mal que finalmente nos atendió un ginecólogo (la unión hace la fuerza...).
¿Hicimos bien en presentarnos en urgencias? Pues sí, claramente sí: el anti-inflamatorio recetado por el dentista no se podía tomar estando embarazada!!!

Tercera Visita :
Vas a baño y descubres que estás manchando. El mundo se te viene encima, no te lo puedes apenas creer...
Recibí la llamada en la oficina... había que salir corriendo al hospital.... y allí nos plantamos....
Se trataba de algo denominado 'utero irritable'... un par de días en reposo y a recuperarse del susto...
Podía haber sido mucho mas grave, en estas circunstancia hay que acercarse siempre a urgencias... como se suele decir...

'Mas vale prevenir que curar...'


CONTINUACION--- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :