martes, 28 de agosto de 2012

Ingrata sorpresa

Estando embarazada, cuando fuimos a comprar el cochecito de Paula y algunos artículos de esos que crees de necesidad... me hicieron una suscripción gratuita a la revista Mi bebé y yo. Durante seis meses la recibí en casa tal y como me habían informado. La hojeaba y leía cada mes, y algunos de los artículos me parecían bastante interesantes. En definitiva, la línea que seguían en general me gustaba.

Una vez se acabó la suscripción gratuita a los seis meses, me siguen enviando los artículos destacados vía mail. Cuando puedo y tengo algo de tiempo les echo un vistazo. Y lo último que me he encontrado, es esta ingrata sorpresa en este enlace.

Cuando lo empecé a leer, pensé que era una broma. Pero ¿qué dicen?. ¿Cómo se puede escribir algo con tan poco rigor y soltando afirmaciones totalmente infundadas y con argumentos tan poco científicos?.

Estamos hablando de aconsejar a las mamás y papás, no atender inmediatamente a sus bebés cuando lloren, a dejarles un rato llorando para que no piensen que son nuestros dueños. Resulta que para que el bebé se de cuenta que es una persona diferente a sus padres, hay que dejarle un rato llorando y chillando antes de acudir a cogerle. Y debe y puede aprender pronto a autoconsolarse.

Menos mal que se han molestado en aclarar que ¡podemos estar tranquilos!, NO es un comportamiento cruel e irresponsable. Menos mal que nos lo avisan, porque claro, cualquiera que lo lea, podría pensar enseguida que estos de la revista se han vuelto locos recomendando a millones de padres lectores que no deben atender a sus hijos rápidamente. Eso es justo lo que yo pensé al leerlo. Ahora me quedo mucho más tranquila...

¿En qué se basan? Hasta se atreven a decir en qué momento tienes que decirle que NO a tu bebé y ponerle límites. ¿En serio?. ¿A mi bebé de 8 meses?.

Y lo mejor de todo es que en ningún momento se cita ningún estudio, ningún autor, libro, nada de nada que suene a medianamente riguroso y que nos argumente por qué narices es bueno que nuestros hijos se acostumbren a que cuando lloren no vamos a atenderles rápidamente.

Yo he estudiado cinco años de carrera de Psicología y nunca me han enseñado nada de eso... De hecho, más bien he llegado a la conclusión contraria con el paso de los años y la lectura de muchísimos libros y estudios sobre el tema.

Creo que si atiendo a mi hija en cuanto se ponga a llorar, al igual que haría con cualquier otro ser humano, no va a aprender que soy su esclava y ella mi dueña, simplemente va a aprender que su mamá estará ahí siempre que pueda y me necesite, lo cual le hará sentirse segura y como consecuencia ser más autónoma y tener más confianza en sí misma y a su vez en mi.

Si la dejo un ratito llorando antes de ir a ver qué le pasa (por cierto no nos dicen cuánto, ¿cuánto tiempo señores debemos contar, hasta poder ir a cogerle?, 5 minutos, 10, media hora?...), yo creo que lo que aprenderá es que para conseguir mi atención, mi ayuda y mi consuelo debe llorar un buen rato antes. Así que no veo yo cómo va a aprender a autoconsolarse, si no más bien todo lo contrario.

Estoy un poco cansada de leer este tipo de cosas. Por favor, no más consejos gratuitos sin argumentos y con tan poco rigor. Es un tema muy importante y trascendente. Y menos hacerlo en un medio que llega a tanta gente.

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Desde luego! Yo es que no lo puedo evitar... Me enciendo con estas cosas! ;-)

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hace casi 7 años nació mi primer hijo y antes de tenerlo en mis brazos estuve viendo los programas de la “niñera experta” y cuando mi hijo nació me sentía orgullosa de criarlo Según sus consejos con mi segunda hija fue un poco más natural mi comportamiento (lloraba la consolaba etc) y con la ultima fue lo contrario a como crie a mi 1er hijo; noto la diferencia entre mis hijos y lamento profundamente haber sido tan inexperta y haberme dejado influenciar por estos programas, ahora me toca hacer una exhaustiva investigación para revertir todo aquello… ah cada artículo que llegaba a mis manos apoyaba la teoría de aquella mujeres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, porque muchas madres y padres confían plenamente en artículos y revistas como esta, pensando que están escritas por grandes y expertos profesionales. Parece que todo lo que se escribe en un gran medio de comunicación es cierto... Y lamentablemente no es así!

      Afortunadamente tú diste un giro y empezaste a hacer caso a tu instinto... Seguro que con mucho amor y cariño podrás revertir todo lo que tu hijo mayor y tú pasasteis en el pasado.

      Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  3. Triste muy triste que escriban este tipo de cosas como ciertas y eternas verdades absolutas. Cuanto ganarian diciendo sigue tu instinto, no hay que aprender a ser madre cuandolo lo eres lo eres y no necesitas nada externo que te ayude a serlo. -ojala me lo hubieran dicho a mi que también deboré esa misma resvista aunqeu por fortuna solo hacia caso de lo qeu me interesaba-
    EStoy totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía arriba, es una pena... Es lo mismo que pasa con la dichosa Super Nanny. Parece que todo lo que diga esa buena mujer es cierto, sólo porque sale en la tele y porque es psicóloga!! Qué horror...

      El otro día no me pude callar! Una mamá me decía, "pues eso es verdad, porque lo dice Super Nanny". Yo le dije: "no hagas caso de todo lo que diga, yo también soy psicóloga y opino todo lo contrario y te puedo dar el nombre de unos cuantos psicólogos, psiquiatras y pediatras que te dirían lo contratio... Hay que contrastar la información"

      En fin... Cada vez me siento más salmón...;-))

      Un abrazo a la manada!!

      Eliminar
  4. Vaya tela de información aparece en mil sitios desde tv como has dicho con supernany hasta folios en hospitales (increible), por cierto muy bien al contestar así más gente pensará en que hay diferentes fórmulas en cuestiones de educación. Besicos

    ResponderEliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :