jueves, 27 de septiembre de 2012

Entre recuerdos...

Llevo una semana algo nostálgica. Debe influir lo rápido que hemos pasado, sin tregua y sin previo aviso del calor sofocante al fresquete y lluvia tan típicos del otoño, que sin dejar de ser tan necesario, me ha pillado un poco desprevenida.

Desprevenida yo, y desprevenida también mi pequeña ante un virus malvado que ha llegado a nuestro pueblo, llenándolo todo de vómitos y dolores de tripita. Eso sí, tenemos a la teta de nuestro lado, que es lo único que podrá ingerir la gordi estos días. Así que, ¡de esta salimos rápido, seguro!.

Le sumamos el primer cumpleaños de nuestro querido Burbujita, tú y yo. Y me ha dado por echar la vista atrás, llenándome de nostalgia con los buenos recuerdos que con tanto acierto, hemos dejado aquí plasmados para la posteridad.

En fin, todas estas cosas y ninguna en especial, lo tiñen todo de un matiz nostálgico, que si bien no me desagrada del todo, hace que me pase el día rememorando momentos vividos, leyendo antiguas entradas, mirando y recreándome en fotos de los primeros días e incluso de antes!.

¿Por qué se me llenan los ojos de lágrimas cuando leo los comienzos de nuestro espacio azul y de paz?. 

Porque se inició cuando empezábamos a ser conscientes de que ya éramos uno más, porque creció de la mano de Paula, a la vez que nosotros crecíamos como padres, cuando había tanta alegría como miedo en nuestras vidas. 

Y crece y crece, y se hace cada vez más maduro, con más conocimientos, tiene más amigos, ¿algún enemigo?, alguno tiene por ahí disfrazado de doctor... Pero lo que más crece cada día son las ganas de continuar, de contar, de aprender con los que seguimos y nos siguen. 

Porque, amigos... esto engancha. ¡Como dar la teta!, cuando empiezas no quieres parar...

Todo empezaba un 21 de Septiembre de 2012, cuando el Papá Burbujita me presentaba y daba la bienvenida a lo que sería Burbujita, tú y yo, dándome paso para que yo hiciera Mis inicios como bloguera y como mamá. Estábamos muy ilusionados con todo lo que tenía que ver con el embarazo y la llegada del bebé. Le hicimos un árbol que ni en los mejores momentos de Bricomanía..., y lo contábamos orgullosos. Comenzaron las clases de preparación al parto. La barriguita empezaba a pesar y cada vez se hacía más largo el camino y el día en el trabajo. La baja se hacía esperar...  Mientras tanto Paula nos saludaba desde su pequeño entorno con pataditas en directo. Nos disfrazamos en Halloween y fuimos la familia calabaza, contábamos los días que faltaban, y ¡terminamos su habitación! (usada mucho de día y "0" de noche, je je je). Pero eso en ese momento ni lo pensábamos... Daba igual... era su espacio y lo hacíamos con todo el amor y todo el cariño que nos desbordaba.

Y con eso acababa ese primer bloque. Ha sido un breve resumen de todo lo que fue el embarazo en nuestro blog. Luego llegó el parón. Paula llegó un poco antes de lo previsto y cuando volvimos a casa con ella, no había tiempo ni pensamiento para nada más... 

Pero pronto regresamos con más fuerza si cabe, contando cada uno nuestra propia versión de cómo fue la llegada de Paula. Mamá Burbujita lo contaba desde su perspectiva, y Papá Burbujita lo vio desde otro prisma que pude descubrir leyendo sus entradas. Le dábamos la bienvenida a este mundo a nuestra pequeña. También ha habido algunos malos tragos. Hemos despotricado y nos hemos indignado con nuestro archi-conocido Dr. Estivill

Y llegamos al medio año de la Burbujita, y Papá y Mamá volvieron a contar cada uno qué había significado para ellos estos seis meses. Nuestro bebé adquiría sus propios hábitos de sueño, que los tres compartimos y disfrutamos. Llegó uno de los momentos más tristes que hemos vivido en el blog, con la incorporación al trabajo y el comienzo de la guardería. Hemos celebrado el Día Mundial del Sueño Feliz ¡con un montón de amigos!. Nos dieron ¡nuestro primer premio a los Papás Burbujitos! que ha venido seguido de algunos otros... Algún susto que otro con la caída de la cama. Otro gran día para celebrar con amigas y amigos blogueros, el Día Mundial de la Lactancia Materna. Llegaron las vacaciones y a la vuelta y sin darnos cuenta...

¡ESTÁBAMOS INICIANDO UN NUEVO AÑO EN LA RED!


Este ha sido mi pequeño homenaje al año transcurrido, sin duda lleno de amor, teta, besos, brazos y mucha alegría!



miércoles, 26 de septiembre de 2012

Miércoles Mudo: Silbando

Mamá quiere que sople, pero a mí me salen silbidos.



lunes, 24 de septiembre de 2012

¡De premios y cumpleaños!


¡Esta semana es nuestro primer cumpleaños!

Pero ¿qué dices locaaaaa?. Que a la "burbu" todavía le quedan unos meses para cumplir un añito...

No hombre no... No es mi prince la que cumple, ¡somos todos! "Burbujita, tú y yo" cumple su primer año de vida, y estoy muy emocionada. Porque casi no sé explicar todo lo que ha cambiado mi vida tener este espacio, conocer a su vez otros espacios que me llenan y me ayudan incluso sin saber que lo hacen, y lo que me ha incitado a leer e investigar en un montón de sitios y sobre un montón de cosas que han abierto mi mente más todavía si cabe, y que día a día van haciendo su mella en mi,  formando esa nueva persona en la que me he convertido con la maternidad, y por qué no decirlo, también con mi blog.

Como si se intuyese de alguna manera, o por arte de magia..., la semana de locos que llevamos y sin tiempo ni para una mísera entrada contando nuestras peripecias, ha venido acompañada de dos grandes premios otorgados por dos grandes blogs.

¡Gracias de corazón!, quien me sigue y quien me lee sabe la ilusión que me hacen y todo lo que significan para mi, no por el galardón en sí, si no por la finalidad y el objetivo que no deja de ser la conexión entre blogs amigos, que te animan al saber que detrás de esta pantalla hay personas que te leen y piensan similar a ti en muchas cosas, y que se acuerdan de nuestro pequeño rinconcito.

Desde aquí, les doy la enhorabuena por sus respectivos premios y de nuevo las gracias por acordarse de nosotros al repartirlos.

El primero de ellos, nos llega desde Ya estoy aquí mamá! ¡Gracias guapísima!




Viene por duplicado, ya que nos lo otorgaron hace bien poco, por lo que ¡alegría doble!. Como este premio lleva varias reglas implícitas y lo he publicado hace tan poco, véase aquí, y desde que volví de vacaciones, no sé qué pasa pero no tengo ni 10 segundos para asomarme al blog, me voy a permitir a mi misma no repetirlas y poner sólo el enlace anterior en el que ya las cumplo y lo reparto.

El segundo premio de la semana me llega desde Una futura mamá. ¡Mil gracias!. Sabes la complicidad que siento contigo...


Este premio no le tenía, e incluye tener que decir siete cosas sobre mi y otorgarlo a 15 blogs. Allá voy:

1. Ser madre me ha transformado en todo lo más profundo de mi ser y me ha hecho la mujer más feliz del mundo. Sí, sí... habéis leído bien, la más del mundo! je je je...
2. Estoy muy enamorada de Papá Burbujita, y aunque últimamente estamos tan desbordados por la falta de tiempo, que explotamos de vez en cuando, sé que nos queremos con locura, nos ayudamos, nos apoyamos y que caminamos en la misma dirección, lo cual me reconforta y tranquiliza.
3. Adoro caminar descalza, y si es por la arena de la playa, ya ¡ni te cuento!.
4. Soy psicóloga de formación y no de profesión, y es mi asignatura pendiente. Sigo estudiando y estudiando para conseguir algún día dedicarme a lo que más me gusta.
5. Me encanta escribir, y he descubierto que mi blog (que no quiero ser pesada pero ¡¡cumple un año!!), me ayuda, me llena, me sirve de relax, y nunca imaginé que a través de él conocería tantos y tantos espacios increíbles con gente a la que nunca has visto ni oído, pero que notas que ya ocupan un lugar en tu corazón y en tu vida.
6. Amo leer, y a veces estoy tan inmersa en un libro, que le robo horas a las pocas que ya de por sí tengo de sueño, porque quiero seguir y seguir leyendo.
7. Me sigue alegrando el día cada vez que alguien desde la distancia se acuerda de la familia Burbujita y nos otorga un premio, porque no son como medallas ganadas en una maratón, son mucho más. Son muestras de cariño y reconocimiento de personas como tú y como yo, que te leen, te dedican un poco de lo más valioso que tienen, que es su tiempo, y aún sin poder abrazarte (algún día igual quién sabe...), a veces sientes el calor y el cariño como si te estuviesen arrullando en sus brazos. Y se crean redes que yo veo muy bonitas entre los diferentes espacios que vamos en una misma dirección.

Y los premiados son!!! Trrrrrrrrrrrrr... (esto quería ser un redoble de tambores):


Felicidades a todas y todos!

Y con esto y un bizcocho, me despido esperemos que hasta mañana si es que mi estresada vida de las últimas semanas me deja...

¡Besos y abrazos para todos y todas!

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Miércoles Mudo: Tata, ¿Hacemos una sirenita?

Mi Sobrina de 11 años y la sirena varada.




jueves, 13 de septiembre de 2012

Días de Playa

Ya estamos de vuelta.

Han sido unos días increíbles. Hemos pasado 10 días en total, disfrutando de la peque a tope, de nosotros y también, por qué no decirlo, de la sobri, que nos acompañó y nos ayudó y divirtió mucho.



Iba con la idea, ahora sé que muy poco acertada, de que mi gordita se iba a sentir bastante extraña ante tantas experiencias y lugares nuevos. De repente, otra casa, otras caras, otros lugares a visitar, horarios diferentes, el mar, una persona más viviendo con nosotros,... y en definitiva, todo diferente.

Pensé que esto iba a romper todos sus ritmos e iba a hacer que para ella no fueran unos días de pleno disfrute como yo esperaba para nosotros.

Y nada más lejos. ¡Ha estado desatada! ¡Todo le gustaba, y mucho!. Siempre sonriendo y alucinando con todo lo que veía. Su primer día de playa fue de nota. Ha conocido a todos los amigos que aún conservamos de cuando vivíamos allí, y su reacción no ha podido ser mejor. Habitualmente no le gusta mucho que la cojan personas extrañas y protesta si lo hacen, pero en este caso parecía que lo aceptaba de buen grado. Dormía y comía fenomenal, ha probado el arroz de la paella, le dio un chupetón a un helado que otra niña le acercó a la boca con toda su buena intención... Y todo esto, como digo, ¡entre risas y grititos de asombro!

A pesar de todo esto, creo que no ha disfrutado el mar tanto como lo puede disfrutar un niño más mayor. Cuando digo más mayor, me refiero a un niño que camine, que no sienta tanta curiosidad por meterse a la boca todo lo que queda a su alcance, independientemente de que sea arena, bichos, toallas, palas, conchas, zapatillas... El agua fresquita y el aire al salir, tampoco son muy buenos amigos de un bebé de 9 meses que enseguida empieza a tener mocos y tos como si no hubiese un mañana y tuviese que expulsarlo todo hoy.



También hemos descubierto una nueva faceta que no conocíamos de Paula. Y es su inmenso amor por los animales. Ha tenido la oportunidad de intimar con perritos pequeños de unos amigos y se volvía loca de contenta cuando los veía y los tocaba. Pensé que le daba algo... También gatitos, y hasta moscas que volasen a su alrededor!




En casa no seguimos unas rutinas muy estrictas. A pesar de que todo el mundo te recomienda lo contrario con los más peques. No lo hacemos aposta, y no es que planeemos nuestras vidas de manera que la suya sea un desastre, ni mucho menos. Por suerte o por desgracia, tenemos que seguir ciertos horarios en el día a día y eso hace que también llevemos determinadas rutinas, totalmente necesarias. Pero a lo que me refiero es, que no somos muy estrictos, y si hoy el baño es por la mañana en vez de por la tarde ¡no pasa nada!. Y si mañana que es sábado a ella le apetece dormir más de lo habitual y se le retrasa un poco comida, desayuno o merienda, pues ¡tampoco pasa nada!. Preferimos que sea así porque nosotros tampoco somos muy estrictos con nosotros mismos, y al fin y al cabo, con quien va a tener que vivir por mucho tiempo...es con nosotros ;-)

Ahora, la verdad es que me he alegrado. Creo que ese pequeño desorden ordenado ha hecho que ella también haya disfrutado de estas vacaciones, de estos días que hemos pasado, un poco hippies y un poco anárquicos en lo referente a horarios y actividades diarias. Pero tremendamente divertidos e intensos.

Deseando volver y repetir experiencia playera, hemos vuelto, con mucha nostalgia y un poco de pena por comenzar de nuevo esas rutinas que no nos permiten estar 24 horas juntos, besándonos, jugando, acariciándonos y aprendiendo mucho los unos de los otros.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Miércoles Mudo: Atardecer Veraniego.

¿No notas, en la foto, como si algo te observara?


En anteriores capítulos de 'Burbujita' :