martes, 9 de abril de 2013

Cada día un pasito más...

El tiempo va pasando y cada día, pequeña burbujita, nos sorprendes con algo nuevo, ante la atónita mirada de nuestros ojos, que con nostalgia ven que cada día estamos un pasito más lejos de esos días en los que pasabas las horas descansando sobre el pecho de mamá, sin nada más y nada menos que eso, durante horas...

Ahora cada día caminas un pasito más sin la ayuda de las manos de mamá y de papá. Te levantas del suelo tú sola si das un culetazo como si nada hubiese pasado.

Cada día hay un sonido más en tu vocabulario. Una palabra, un gesto. Empezaste por "papá", y ahora ya vas por "mamá, tata, coco, agua..."

Cada día los trocitos de fruta, de chicha, de galleta... que muerdes son más grandes. Y eso que aún los colmillos y las muelas no han hecho ni intención de aparecer!.

Cada día quieres coger la cuchara y el tenedor y hacer uso de ellos, para comer tú solita, con el consiguiente miedo de mami, que casi tiene que atarse las manos para darte la autonomía que tanto reclamas, sin intervenir en nada para que no te dañes con el tenedor o te pongas tú y todo tu alrededor lleno de comida...



                                                             

Cada día te sientes un poco más independiente y autónoma, afianzando tu personalidad y mostrándonos tus enfados, rozando ya casi la pataleta cuando no puedes hacer algo que quieres. Papá y yo intentamos que tu mundo y tu alrededor sea seguro, y que todo lo que esté accesible a tus manos no entrañe peligro alguno, pero aún así... hay veces que tu pequeño mundo se desmorona y mamá con él, porque no soporto ver que lo pasas mal, a pesar de saber que es una etapa más de tu desarrollo.

Cada día comprendes mejor lo que se te dice y lo que pasa a tu alrededor. Y con tu cabecita dices "sí, sí, sí" o "no, no, no" cuando se te pregunta si quieres algo.

¡Cada día tenemos nuevas posturas de tomar tetita, y cada cual más enrevesada que la anterior!. Desde hace meses, lo que más te gusta es hacerte cosquillitas con el pelo de mami en tu carita y tus manos, mientras tomas tu lechita. Pero rizando el rizo, ahora te quitas los calcetines y haciendo casi malabares subes el pie hasta llegar a poder hacerte cosquillas con mi pelo en tus pinreles... ;-).

Cada día, mi pequeña, te haces mayor, el bebé chiquitito de apenas dos kilos y medio, ha dejado paso a una niña-bebé risueña, alegre, amorosa, que es la delicia y la alegría de nuestras vidas. Y aunque mirando fotos de hace meses y recordando, siento cierta nostalgia de esa etapa maravillosa en que las dos éramos una, cada día me sorprendes, porque cada día por muy difícil que parezca te amo un poquito más.

Porque me enseñas, porque me haces feliz con sólo mirar tu carita, porque llenas mi corazón, y cada segundo que paso lejos de ti, me da más fuerzas y ganas de abrazarte, besarte y arrullarte cuando nos encontramos.

6 comentarios:

  1. Qué linda! y qué grande! es un momento de mucha nostalgia cuando comienzan esta etapa de "independencia" pero a la vez las emociones y el orgullo de verles crecer no tiene medida.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí... Es muy emocionante ver su evolución a toda velocidad!.

      Es una etapa de muchísimos cambios...
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  2. AY, estoy más o menos en la misma etapa y es una mezcla de felicidad y nostalgia... en fin. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una etapa maravillosa, y llena de emociones a diario. Pero hay que disfrutarla!

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cuando empiezan a caminar se les abre un mundo nuevo, tridimensional, jajaja. Es una etapa preciosa. Se crecen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es muy bonita. Y agotadora!!!! ja ja ja!

      Un besazo!

      Eliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :