lunes, 29 de abril de 2013

"Ariaaaá..."

¿Que qué significa eso???... Pues eso mismo digo yo! Qué significa eso de que mi niña de apenas 17 meses, y que no alcanza a decir más de 8 ó 10 palabras, llame como una descosida a su compi de clase Adrián...??.

El otro día cuando llegué a buscarla como cada tarde, su profe me dijo: "no veas como llama a Adrián..."

Y claro, mi cara era un poema...
                                        
¿Que dice qué???... Pues eso, que se pasa el día llamando a su compi!!

Y según la cogí en brazos, empieza a gritar: "Ariaaaaaaá, Ariaaaaaá".

¡¡¡¡Me la como!!!!

¡Ay mi niña, que se ha enamorao!




¿Será que se ha enamorao y está sintiendo por primera vez en su más tierna infancia las mariposillas en el estómago?...

O rompiendo la magia, deberíamos pensar que Adrián trae locas a las profes y a los que no son las profes, que se pasan el día llamándole a grito pelao, y mi niña lo único que hace es imitar lo que ve y oye a todas horas...!!

De momento, ahí queda la cosa. Versión romántica o versión chillona?? ;-)






martes, 23 de abril de 2013

Día Internacional del Libro

Los libros han sido un referente en mi vida desde muy pequeña. ¿El porqué?... No lo sé. Sí que es verdad que en mi casa siempre ha habido libros, y también tengo el recuerdo entrañable de la buena costumbre que siempre ha tenido mi abuela de regalarnos y comprar libros muy asíduamente.

El caso es que sin ser una casa en la que mis padres estuviesen todo el día con un libro en la mano, mi afición por la lectura es un hecho. Si algún día no leo, algo muy raro ocurre. No tengo tiempo últimamente ni para respirar, pero en los últimos minutos del día y aunque el agotamiento hace mella y no me da mucha tregua, siempre tengo mi ratito a la luz de la lamparita pequeña, sumergida en la lectura de unas pocas o muchas hojas, mientras la pequeña burbujita está ya en el quinto sueño con su respiración pausada a mi lado.

Me gusta leer y me gustan los libros. Sí, sí, los libros de carne y hueso... No esos con pantalla y botones que no huelen a papel, a librería. Sé que hay muchas y muy buenas razones para pasarse al e-book, y sé que si antes o después claudico, lo haré por esos árboles que estamos agotando poco a poco. Pero seguiré pensando que no hay comparación posible que salga bien parada, con la sensación de abrir y empezar un libro, ir pasando las hojas, tocarlas, olerlas, y llegar a su fin cerrando la tapa y guardando de nuevo en la estantería todas esas palabras, historias, personajes.

No voy a negar que me encantaría que mi hija heredase ese gusto y pasión por la lectura. Soy de las que piensa que casi todos los males de la humanidad se curan leyendo. No negaré tampoco que me gustaría que la única ambición que conozca sea la del saber y conocer cada día más, que quiera informarse, formarse, contrastar, aprender y en definitiva educarse y cultivarse a sí misma.

Desde casa le intentaremos transmitir esa idea como el mejor camino a la libertad de pensamiento.



Este fin de semana he estado recuperando libros de casa de mi hermana que en su día heredaron mis sobrinos cuando yo me hice mayor, y que más de 30 años después vuelven a mis manos para que los herede mi pequeña. Me he quedado gratamente sorprendida al ver que con varios garabatos, pocas arrugas y algún desconchón, ahí sigue ¡casi como nueva! mi enciclopedia de Barrio Sésamo que tanto usé en su día.



 



En el cole también han querido celebrar este día y les han dejado llevar un cuento al que quisiera, para verlos y jugar entre todos.

Ahí iba mi niña, más contenta que unas castañuelas con su cuento de primeras palabras que le encanta porque tiene animalitos y ella hace los gestos y sonidos de algunos de ellos.

Desde "Burbujita, tú y yo" nos sumamos a la celebración de este día, animando a tod@s los peques del mundo a que abran un libro y se dejen llevar por la fantasía y los sueños que cada uno de ellos encierra dentro de sí.

lunes, 22 de abril de 2013

Hay que compartir... ¿En serio?

Esta entrada es una mezcla de reafirmación de lo que yo ya pensaba desde hace tiempo, y un grito de ¡yo tengo razón! a todos los que piensan y proclaman lo contrario, porque lo necesito, porque de vez en cuando, escribirlo aquí es la única forma que encuentro de desahogarme. Pero mejor lo explico...

Este fin de semana hemos estado con una prima que tiene una hija 6 meses mayor que Paula.

La niña es un cielo y ella que entiende ya un poquito más que nuestra gordi, estaba deseando jugar con ella. Pero cuando llegamos, lo primero que hizo Paula ni corta ni perezosa fue quitarle su muñeca, quitarle también la sillita de juguete en la que la llevaba y allí sentó también a su muñeca, quedándose así con las dos y además con el cochecito, ante la mirada atónita de su prima que no tuvo por menos que echarse a llorar desconsolada ante la situación. ¡Pobre! Y ella que sólo quería jugar un ratito acompañada...

Y en mi cabeza resuenan como tambores las frases de "que vaya a la guardería es muy bueno!, aprenden a compartir, se socializan y aprenden a jugar con otros niños", ¿cómo me explican ahora todos los defensores de las maravillas de la escolarización temprana, por qué una niña que no ha pisado una guardería en su pajolera vida, entiende bastante mejor el concepto de compartir que una niña como la mía, que lleva yendo a la guarde desde los siete meses?. En fin... Recordaré esa escena cuando alguien me lo vuelva a decir.

Yo simplemente pienso que al igual que nos pasa a los adultos, cada niño es un mundo y por tanto tienen comportamientos diferentes. ¡Y me parece fenomenal que así sea!. Tendemos a querer estandarizarles como si fuesen robots y les intentamos convencer de cosas que ni nosotros mismos nos creemos.

- Fulanito, déjale ese juguete a ese niño, que hay que compartir...!

Y Fulanito pensará... ¿Ah sí...?. ¿Hay que compartir??. ¿Y por qué no compartes tú el móvil de 600 Euros que te trajeron los Reyes con la señora que está sentada a tu lado en el banco del parque???... ;-)


No creo que compartir sea una actitud que haya que imponer, ni mucho menos. Para empezar, si no quiere compartir sus cosas, que no lo haga no??. Digo yo que si son suyas, que haga lo que quiera. Creo que si no presionamos, si dejamos fluir los ritmos, en algún momento todos llegan a darse cuenta, que a veces es más divertido y productivo compartir algunas cosas para poder pasarlo mejor. No se debe coaccionar ni chantajear emocionalmente para que compartan. No me parece que sea el mejor camino.


Al margen de este razonamiento, últimamente pienso mucho en los cambios que observo en la peque, posteriores al comienzo de la guarde. Para no demonizar la escolarización, que no es el caso porque lo único que conseguiría con ello es torturarme más de lo que ya hice en su momento, diré que seguramente y dependiendo de la personalidad que  cada niño está formando en estas edades, a unos puede que les ayude en su proceso de socialización, a otros no les afecte, y a otros incluso les provoque cambios importantes haciendo un efecto contrario.

Creo que el caso de mi hija es este último. No sé si el ser la más chiquitita de todos los compis (en tamaño y en edad), la dinámica que se sigue en la clase, el carácter de la educadora, o todo junto han podido influir, pero cada día al ir a buscarla, noto cómo en ocasiones muestra su oposición, primero aferrándose en los primeros ratos a mí y a la tetita como un pequeño koala, y luego a veces enfrentándose, mostrando su enfado y descontento durante el resto de la tarde, incluso yo diría que su rabia. En las mañanas también vamos notando cada vez más esa oposición al cole, ante la desesperación de su madre que ya no puede darle más vueltas a la cabeza buscando alternativas que por el momento no existen.




domingo, 21 de abril de 2013

Conociendo a Nuestros Hijos

Los días pasan acelerados, las horas se me escapan de las manos sin darme cuenta, entre juegos, baños, comidas, meriendas y también, para que negarlo, muchas horas de calle y aire libre últimamente, que ya había ganas.

Las ideas, las palabras, los pensamientos se agolpan, los post se amontonan en la cabeza, pero no en el ordenador que es donde quieren y deben estar.

Y lo peor, que lo echo de menos una barbaridad. Sé que la organización irá llegando. Sé que las etapas cambian y los tiempos los vas encontrando. Pero estos meses, entre el trabajo, la casa, la peque, y el cansancio que me está acechando de manera preocupante... pocos momentos encuentro para sentarme a relajarme como tanto me gusta en nuestro rincón.

Pero hoy quería escribirlo. No podía dejar de contarlo, y de paso aprovechar para dar difusión al evento organizado por la Asociación Besos y Brazos para quien le pueda interesar . Estoy "como niño con zapatos nuevos"...

¡¡TENGO MI ENTRADA PARA EL III CICLO DE CONFERENCIAS "CONOCIENDO A NUESTROS HIJOS" !!

 

Llevaba desde que salieron, detrás de sentarme dos minutos y darle a comprar. Y ya empezaba a pensar que al final me quedaría sin ellas...

El cartel merece la pena. No tiene desperdicio. Ya estoy deseando que lleguen. Conozco de las andanzas de los tres primeros. Al cuarto no tengo el gusto. Pero seguro estará bien elegido y no defraudará.

Y con esto y un bizcocho, nos vamos a la cama que mañana comienza la dura semana y habrá seguro, muchas cositas nuevas que contar. Y como cada nueva semana, no me falta en mente el propósito de sacar de donde no lo haya, más ratitos para sentarme y hacer lo que tanto me gusta, escribir y contar.





miércoles, 10 de abril de 2013

Miércoles Mudo: Cuánto Amor


Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.


martes, 9 de abril de 2013

Cada día un pasito más...

El tiempo va pasando y cada día, pequeña burbujita, nos sorprendes con algo nuevo, ante la atónita mirada de nuestros ojos, que con nostalgia ven que cada día estamos un pasito más lejos de esos días en los que pasabas las horas descansando sobre el pecho de mamá, sin nada más y nada menos que eso, durante horas...

Ahora cada día caminas un pasito más sin la ayuda de las manos de mamá y de papá. Te levantas del suelo tú sola si das un culetazo como si nada hubiese pasado.

Cada día hay un sonido más en tu vocabulario. Una palabra, un gesto. Empezaste por "papá", y ahora ya vas por "mamá, tata, coco, agua..."

Cada día los trocitos de fruta, de chicha, de galleta... que muerdes son más grandes. Y eso que aún los colmillos y las muelas no han hecho ni intención de aparecer!.

Cada día quieres coger la cuchara y el tenedor y hacer uso de ellos, para comer tú solita, con el consiguiente miedo de mami, que casi tiene que atarse las manos para darte la autonomía que tanto reclamas, sin intervenir en nada para que no te dañes con el tenedor o te pongas tú y todo tu alrededor lleno de comida...



                                                             

Cada día te sientes un poco más independiente y autónoma, afianzando tu personalidad y mostrándonos tus enfados, rozando ya casi la pataleta cuando no puedes hacer algo que quieres. Papá y yo intentamos que tu mundo y tu alrededor sea seguro, y que todo lo que esté accesible a tus manos no entrañe peligro alguno, pero aún así... hay veces que tu pequeño mundo se desmorona y mamá con él, porque no soporto ver que lo pasas mal, a pesar de saber que es una etapa más de tu desarrollo.

Cada día comprendes mejor lo que se te dice y lo que pasa a tu alrededor. Y con tu cabecita dices "sí, sí, sí" o "no, no, no" cuando se te pregunta si quieres algo.

¡Cada día tenemos nuevas posturas de tomar tetita, y cada cual más enrevesada que la anterior!. Desde hace meses, lo que más te gusta es hacerte cosquillitas con el pelo de mami en tu carita y tus manos, mientras tomas tu lechita. Pero rizando el rizo, ahora te quitas los calcetines y haciendo casi malabares subes el pie hasta llegar a poder hacerte cosquillas con mi pelo en tus pinreles... ;-).

Cada día, mi pequeña, te haces mayor, el bebé chiquitito de apenas dos kilos y medio, ha dejado paso a una niña-bebé risueña, alegre, amorosa, que es la delicia y la alegría de nuestras vidas. Y aunque mirando fotos de hace meses y recordando, siento cierta nostalgia de esa etapa maravillosa en que las dos éramos una, cada día me sorprendes, porque cada día por muy difícil que parezca te amo un poquito más.

Porque me enseñas, porque me haces feliz con sólo mirar tu carita, porque llenas mi corazón, y cada segundo que paso lejos de ti, me da más fuerzas y ganas de abrazarte, besarte y arrullarte cuando nos encontramos.

miércoles, 3 de abril de 2013

Miercoles Mudo: El Run Run


! En el parque !






martes, 2 de abril de 2013

Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo



Desde aquí colgamos estos globos azules en nuestra ventana. Por ellos, por sus familias, por los profesionales médicos y por los educadores que los acompañan.

Porque se extienda más y más esta concienciación sobre este problema, cuya incidencia crece y crece sin que se sepan los motivos y causas. Que se investigue y estudie más, para poder erradicar casos futuros, y que se dediquen más medios, recursos y atenciones para los casos presentes.

http://www.un.org/es/events/autismday/

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :