martes, 24 de junio de 2014

Cambios y más cambios...



Se acabó el curso de la guarde como tal... Se graduó nuestra pequeña.

De un día para otro y sin apenas enterarnos que estábamos dentro, se esfumó la operación pañal. Sin agobios, sin disgustos, y sin nada muy especial que contar o dedicar ni escribir en un buen post.

Una llamada tardía nos avisaba que había que formalizar la matrícula del nuevo cole que nos espera en septiembre, y que sólo teníamos un par de días... Será nuestro subconsciente, que diría Freud, que nos está traicionando y dejando ver las pocas ganas que tenemos de tanto cambio.

Encargado y pagado el uniforme (que no es más que un chandal al menos este año), que vestirá un día tras otro a lo largo del invierno.

Vamos, una pista tras otra que no dejan lugar a dudas. Nuestro bebé crece y crece... ¡Sin pausa y con mucha prisa!, mucha más de la que a esta mamá le da tiempo a procesar. Paula mi amor, no te hagas mayor tan rápido, que no me da tiempo a enterarme, y hay días que te miro y literalmente alucino al ver la personita mayor y autónoma en la que te estás convirtiendo...

Cambios también en el trabajo... Jefes que se van, o a los que invitan a irse, compañeros que marchan y vienen, quizá anunciando algo que no alcanzamos a ver.

Apuntada de nuevo al gimnasio (que no soy aún tan moderna para llamarlo el gym). Buscando momentos de relax, ratitos de estiramiento, y no sólo corporal sino, por qué no decirlo, un poco mental.

Cambio de rumbo vacacional. Este año cambiamos fechas, cambiamos lugares y costumbres.

Cambio hasta de coche, que por cambiar que no sea, a uno más grande, con más puertas, igual de viejo o de joven pero más acorde a nuestras necesidades.

Cambios que nos esperan en nuestra organización familiar, en nuestro día a día, que tanto nos había costado cuadrar y encajar.

Mostrando IMG-20140620-WA0001.jpgCambios y más cambios... ¡Y los que quedan por venir!. Y con lo que a mí me cuestan a veces...
Y como me cuestan tanto, a veces tengo miedo de transmitir tanto temor e incertidumbre, tanto nervio y malestar.

Poquito a poco, y una cosa detrás de la otra según vayan viniendo. Esa es la manera y la actitud que creo que debemos adoptar.

Estoy segura que algunos serán muy buenos. Otros no tanto, pero los buenos serán tan buenos que seguro harán que todo vuelva a fluir y a encajar como hasta ahora.


6 comentarios:

  1. Muy buen resumen de todo esto, que es casi un año de vida. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Enhorabuena por todos esos cambios!nosotros estamos metidos de lleno en la operación pañal. También tenemos cole y me he apuntado al Gimnasio, se ve que los 3 años de los peques traen nuevos aires. Un fuerte beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!!!!! Qué buenooo!!!... Pues nada, a afrontar con fuerza y ganas estos nuevos aires!!. Me alegra saber que no somos los únicos!. Suerte en todos vuestros cambios también!.

      Un abrazo grande grande.

      Eliminar
  3. Guapa mucho ánimo con tooodos los cambios, como dices habrán de todo tipo, buenos, menos buenos, malos y menos malos, que la balanza se equilibre y os vaya genial.
    Besotes playeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras guapa!!. Eso espero... Que la balanza vuelva prontito a estar en equilibrio.

      Muchos besos!.

      Eliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :