lunes, 25 de agosto de 2014

A pocos días...

Estoy nerviosa. Mentiría sino dijera que me paso el día pensando en la incorporación de Paula al cole y en todo lo que conlleva en muchos aspectos.

La guarde, para bien o para mal y en casi todo, es otra cosa...

En primer lugar no tiene vacaciones escolares. En el cole sí... Y como la conciliación es nuestro fuerte en este país, hay que hacer encaje de bolillos y ni aún así consigues encajar tus días libres, los de papá y los de la peque. Me preocupa el tema, no lo negaré...

Los horarios no son tan estrictos, tanto a la entrada como a la salida. Si por la mañana solemos ir un poco a remolque, ahora ya no puede ser así. Si al salir del trabajo estoy tranquila porque aunque haya más coches o tarde diez minutos más, no pasa absolutamente nada porque mi hija está bien, continúa jugando y haciendo lo que esté haciendo hasta que yo llegue sin ni siquiera enterarse de que hoy llegué algo tarde. Esto ya no podrá ser así.

Si se escapa un pis u otra cosa... O  simplemente que no ha sabido limpiarse buen, en fin... se lo limpian y ya está. Le cambian y le ponen otra mudita que siempre lleva en su mochila o que incluso sino la lleva, algo tienen y algo le ponen. Ahora habrá que pagar porque una persona venga desde ve tú a saber dónde para cambiar a la niña que lleva no sé cuanto rato con su pis o su caca encima. Esto desde luego es para nota... Esperemos que no haya escapes.

La comida se sirve y se ayuda para que puedan comerla. Esto no sé muy bien cómo lo harán en el cole, pero lo que sí está claro es que ya no será así. Comes sola o sólo y punto, y sino pues no comas... Y en el fondo tengo que decir que esto, si es así, es algo que hasta agradezco... Porque otras opciones que implican obligar o presionar para que se acaben su plato serían para mí algo que no podría tolerar.

En definitiva, todo va a cambiar... Y no todos los cambios nos van a ser fáciles ni nos van a beneficiar. Pero es así, no hay más.

Tengo mucha pena. Ésta será las última semana que Paula irá a la guarde. Y después de muchos lloros (por mi parte más que por ninguna otra :-)), enfados, épocas de encadenar un virus con otro, falta de entendimiento en muchas ocasiones con las educadoras y muchas muchas cosas que han pasado estos dos años y poco que Paula ha pasado con Tamara, Eva, Susana, Mari, Lidia, Gema y con todos sus compis que ya considera amigos, a pesar de todo, sé que lo voy a echar mucho de menos, y que son demasiados cambios y que no podré llevar a cabo de la manera que me gustaría (¡Viva la conciliación!).

No puedo evitar que caigan las lágrimas mientras escribo... Mi niña se hace mayor y nos tenemos que enfrentar a una nueva etapa más, a un gran cambio y a nuevos retos, con situaciones que no puedo tener bajo control y eso me asusta y me revuelve no saber qué haré cuando lleguen las vacaciones, o cuando no pueda recibir a diario el parte completo de lo que ha hecho y cómo ha estado mi pequeña, o cuando esté un poco pachuchi y no pueda hablar a media mañana con su profe para preguntar cómo se encuentra...

En fin. Iremos viendo. No tengo otra respuesta ni otro consuelo a todo esto por el momento.

Para su profe Tamara, entre todas las mamás, le hicimos un libro con una hoja que cada niño y papás rellenaban con lo que quisieran, recuerdos, fotos, palabras...

Nosotros hicimos esta imagen y le escribimos: "Gracias Tamara por haberme cuidado estos años. Nosotros poco podemos añadir... Paula te adora y creo que no hay mejor prueba de que nuestra pequeña ha estado bien estos años".

Gracias a todas por cuidarla y quererla.

12 comentarios:

  1. Da vértigo pensar en tantos cambios... En pocas semanas los soltamos al mundo. Un besote y que disfruteis mucho lo que queda de verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!!. Sí, es difícil tan sólo el plantearselo... Disfrutar también vosotros de los días de vacas que quedan!!

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. YO estoy en tu misma situación y asusta un poco, sobretodo lo de ir quemando etapas tan rápido, cada vez menos control, si es que alguna vez lo hemos tenido, je je. Mucha suerte. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón... Si es que alguna vez lo hemos tenido!!. Pero al menos parecía que sí... Jajaja!

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La verdad es que da miedo, es un gran cambio, como el paso del cole al instituto. Cuesta aceptar que se hacen mayores y nos da miedo verlos en el "mundo de los grandes", pero seguro que se adapta genial y toda va mucho mejor de lo que crees. Mucho ánimo y a por todas! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de verdad por las palabras de ánimo... Sé que ahora lo veo todo más negro y más cuesta arriba de lo que en realidad es... Pero supongo que será hasta que todo ruede otra vez como hasta ahora...

      Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  4. Querida Ángeles:

    Entiendo muy bien todos tus miedos, también los he pasado yo unas pocas veces.

    Este año Janira empieza en instituto y a veces también tengo un nudo en el estómago. Pero no he pasado hoy por aquí para contar como estoy yo sino para intentar tranquilizarte a ti.

    Por lo que contaste en otro post estoy segura que el cole al que irá Paula es el mismo en el que tuve escolarizada a Janira desde los tres años hasta los diez. Es un buen cole así que tranquila. Hay profesoras muy amorosas que marcaron a mi hija y a mi misma, me emociono al recordarlo.

    Mi hija también iba al comedor, alguna vez tuve que ir a hablar para decirle a la cuidadora que si no quería comer no la obligaran y me respetaron absolutamente. Las cosas son fáciles simplemente hay que hablarlas.

    Tus miedos respecto a la conciliación también los comprendo, pero piensa que siempre habrá alguna mamá dispuesta a quedarse unos minutos con Paula si no llegas a tiempo para recogerla. Aunque no nos conocemos personalmente ya sabes que vivo en el pueblo de al lado y cualquier cosa que necesitaras con Paula te ayudaría de mil amores sólo tendrías que decírmelo. Pienso que las mujeres deberíamos hacer tribu para poder criar a esas personitas maravillosas que tanto nos necesitan. A mi también me da pena esta sociedad en la que hay que pagar por todo, desde que le quiten un pis a un niño hasta que tengas que llevarle un día al cole a desayunar. Que fácil que cualquier vecina te ayude y ayudes tu cuando alguien te necesite...

    En fin lo dicho, tranquila. Todo irá bien. La vida son etapas y estas nos hacen crecer, disfrutemos de ellas. Tu hija tendrá personas amables y llenas de sensibilidad que la cuidarán en el cole igual de bien que en la guarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mayte... Puedes creer que me he emocionado con tus palabras???. Será que estoy muy sensible y ante la mínima me echo a llorar... Será que tienes razón, que las mujeres debemos hacer tribu y ayudarnos con la maternidad y con todo. Será que a pesar de ser así, no es a lo que estamos acostumbradas en nuestras ajetreadas y frenéticas vidas... Pero lo cierto es que me has emocionado mucho.

      Cuánto me alegra y tranquiliza saber que tu hija haya ido a ese cole y la experiencia haya sido buena.

      Lo dicho querida Mayte. Sin conocerte personalmente pero sabiendo que eres una gran persona y especial, te doy mil gracias de corazón por tus palabras y por prestarme tu ayuda desde tan cerquita. Espero que sepas que pienso lo mismo y que estaré encantada de ayudarte en la distancia o en la presencia siempre que lo necesites.

      Mil besos y un abrazo grandote.

      Eliminar
  5. Hola, soy mamá, osea tú madre, y te diré que todo esto x lo que hoy pasas, es una ley natural de la vida, que rías, que llores, pero que seas muy feliz viendo como nuestra Paula crece y se hace una señorita, tan preciosa, como sensible y buena persona, como todos sabemos que será, xq es lo que está viendo en sus padres, el amor en su casa y en su familiares, como se respira a su alrededor, para que esta maravillosa personita salga hacia delante, y nos llene de alegría como hasta ahora.....Un beso muy grande para los tres.....de tú madre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar por aquí y por dejar tu comentario!!! ;-) Sabes la ilusión que me hace!. Sé que son etapas, y que es ley de vida... Pero los cambios que no dependen en gran medida de mí y no pedo controlar me ponen nerviosa... Y este año en ese sentido me aterra...

      Pero bueno, no tengo dudas de que con Paula todo será lo más fácil que pueda ser... Es un cielo, ya sabes...

      Un abrazo grande grande!!.

      Eliminar
  6. :`( ay.. aquí estoy yo llorando también.. Lo peor es que en mi caso no debería estar tan triste, Mími va al cole porque ella lo ha pedido, porque fuimos un día a ver qué le parecía y me la tuve que llevar llorando porque se quería quedar, pero me cuesta tanto soltarle.. Será difícil. Mucha fuerza mamá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vero!. Mucha fuerza y mucha suerte para ti también!!. Si Mími lo ha pedido y está segura, va a ser una experiencia súper enriquecedora, no tengas dudas.

      Nuestras pequeñas se hacen mayores y es muy difícil también para los papás ir dando todos esos pasos de gigante...

      Un abrazo grande grande familia.

      Eliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :