martes, 25 de marzo de 2014

Nuestro huerto en casa (Primera parte)

Pues sí. Como ya adelantábamos la semana pasada, este año queríamos compartir con Paula la experiencia de cultivar algo tuyo, de ver crecer desde el inicio la vida, el alimento, nuestros propios frutos.

Este fin de semana, contra todo pronóstico, salió de nuevo el solecito y nos acompañó para disfrutar a todas horas del aire libre y el jardín.

¡Ya está todo en marcha!. Faltan algunas cosillas y la plantación de algunas semillas, pero todo va viento en popa...

Me moría de ternura viendo disfrutar a lo grande a la chiquitina, plantando semillas, emocionada metiendo las matas de tomate y de pepino en la tierra, regando y tapando, con todos los cuidados  y con todo su amor... Una verdadera delicia. No hemos hecho más que empezar y esto promete!.






Las semillas de guisante están aún en semillero y esperando a que salgan las matas para transplantar.

Nos faltan las semillas de unos preciosos girasoles que vamos a plantar, y con los que seguro vamos a alucinar viéndolos crecer y luego disfrutar también de sus ricas pipas!.

¡La primavera ya está aquí!. Y aunque el mal tiempo quiera dar sus últimos coletazos y achucharnos un poco... ¡Esto ya es imparable!. Se respira, se huele, los árboles se van llenando de flores y de hojas. Los días van siendo más largos y hasta el ánimo cambia un poco pudiendo pasar tanto tiempo fuera ;-)

Y como en la mejor de las series... CONTINUARÁ....

Y no nos vamos a dejar ni un detalle por contar...


jueves, 20 de marzo de 2014

"Sol, solecito, caliéntame un poquito..."

El Sol ha llegado!! Y apetece más que nunca estar al aire libre y disfrutar de cosas tan simples y divertidas como el jardín y el patio de casa.

Nos hemos armado de cubos y palas, regadera y hasta carretilla!, y el tiempo pasa que da gusto al aire y al solecito.


Este año hemos decidido tener nuestro propio huerto en casa. Idea que ya nos rondaba en la cabeza desde que tenemos la suerte de disfrutar de un pequeño jardín dentro de casa, pero que por unas cosas o por otras no habíamos llegado a materializar.

Ahora que Paula se va haciendo mayor y comprende muchas más cosas, nos apetece más que nunca, que participe, que lo disfrute con nosotros y que aprenda de ello y con ello.

Y es que me parece algo la mar didáctico y divertido para todos. Las ventajas son mil y el trabajo y esfuerzo que traerá... seguro que entre todos lo haremos mínimo y estoy segura que nos dejará grandes momentos.

Cuidar de un jardín y huerto en casa, además de darnos frutos y verduras mucho más saludables, con más vitaminas y minerales que no se han perdido por el largo camino a casa, ofrece otra perspectiva para los peques. Parece una tontería, pero muchas veces nos olvidamos que los niños desconocen de dónde viene todo eso que aparece en la nevera. ¡Del súper por supuesto!.

Me parece muy bonito y de suma importancia interiorizar y conocer el inicio del proceso. Ver y disfrutar en primera persona; tocarlo y olerlo, que la semilla puesta en la tierra será alimentada y cultivada, hasta ofrecernos primero sus hojas, después su crecimiento y desarrollo, y por último sus ricos frutos.

Hay que recuperar el contacto con la tierra, con el campo, y con la vida que crece en él. Conocerlo es aprender a amarlo y respetarlo, y tomar lo que nos puede ofrecer. Disfrutar de una alimentación más sana que nosotros mismos hemos cultivado. Tener más conciencia sobre el medio ambiente y el respeto que merece. Y ya que nosotros ahora tenemos la oportunidad de tenerlo tan cerca, sería un delito no aprovecharlo verdad??  ;-)

Pero es que además de todo esto, resulta que me encuentro con artículos como éste, que dicen que Un estudio de la Royal Horticultural Society asegura que el trabajo en huertos escolares mejora la inteligencia de los niños, ayudándoles a desarrollar la comprensión del lenguaje y las matemáticas, los conocimientos científicos, las relaciones sociales, las habilidades físicas, la conducta, la imaginación y el sentido de la responsabilidad.




Y si además a la pequeña se la ve más feliz que a una perdiz... ¿Qué más se le puede pedir...?. 

 ¡Me apunto!




miércoles, 12 de marzo de 2014

No sin mi teta, es mi derecho



Estremecedora lectura que compartimos, recomendamos y apoyamos. 

Por Paris, por todas las mujeres.



Lee el post de Paris: No sin mi teta, es mi derecho

#nosinmiteta



Miércoles Mudo: Inauguramos la temporada de parques!



!Qué gustito ver salir el solecito!
Al parque! Al paque! 
!!!A jugar !!!
¿Os venís?



martes, 11 de marzo de 2014

Mi máquina de coser

Los Reyes Magos de Oriente dejaron en casa para mamá, o sea, para mí ;-) ¡una preciosa máquina de coser!. Un poco de magia sí que parecen haber tenido estos Reyes!, que adivinaron sin ni tan siquiera una pista que ya desde hace meses venía dándole vueltas a la idea de la costura y de comprar una máquina de coser y hacerme un pequeño rincón de costura, que ahora es ya casi una realidad.


Con la máquina viene incluido el curso para aprender a usarla y en definitiva todo lo que debes saber. Así que los sábados por la mañana, mi hermana y yo hacemos de alumnas aplicadas y entre risas, telas y agujas pasamos las 3 horas que dura el curso, mientras Paula disfruta de sus mañanas con Papá (y mamá tiene sus cinco sentidos en las clases, que le encantan, y su alma en casita con la chiquitina...).


No se puede negar que las clases dan su fruto. Bien orgullosa que estoy del primer disfraz que yo misma he cortado y cosido sin ayuda. 

La ilusión y las ganas también influyen. Y es que cuando algo te gusta, las cosas van saliendo solas...

Muchas cosas tengo ya en la cabeza. Cosas que hacer y proyectos muy relacionados con esta nueva pasión, que van tomando forma, al menos en mi cabeza.

Así que, querida Singer, "presiento que éste será el comienzo de una gran amistad!".



En anteriores capítulos de 'Burbujita' :