jueves, 25 de diciembre de 2014

Navidad, Navidad...

Dulce Navidad... Dulces días, por fin sin prisas, por fin sin madrugones.

Por fin con más tiempo para el descanso y menos para la ansiedad, la tensión y la baja forma que nos han acompañado los últimos días antes de estas ansiadas vacas, y que han hecho que pareciese que nunca llegarían.

Tiempo de frío pero también de sol de invierno, de ese bajo el que da gusto pasear debajo de un buen abrigo y una buena bufanda... Y si es tejida por una misma, pues ya ni te cuento el placer!.

Tiempo también de compras y de consumismo, del que renegamos y no nos gusta nada pero bajo el cual acabamos cayendo de un modo u otro. La ilusión de los Reyes, no tiene precio para mí...

Pero el mejor y el que más rico sabe... Por supuesto, el tiempo para más besos, más cosquillas, más caricias, más estar con la familia, más no hacer nada y hacer mil cosas a la vez, más tejer, coser y leer hasta altas horas, cuando nadie me ve, cuando reina el silencio y me puedo dedicar largos ratos a disfrutar de esa noche que tanto me gusta, con la tranquilidad y la paz que trae consigo.

Tiempo de pintarnos la cara cuando tampoco nadie nos ve, y echarnos unas largas y deliciosas risas por ello!!!.



¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!


En anteriores capítulos de 'Burbujita' :