lunes, 18 de enero de 2016

¿A qué tanto revuelo?

Un bebé en el congreso. Una mamá que le está criando, que se saca la teta y se la da a su niño. Que por otro lado no ha afectado en absolutamente nada de lo que allí acontecía al margen de él.

¿Qué le pasa a la gente?. ¿Por qué tanto escándalo?. ¿Por qué tanta noticia?. Obvio que en nuestra sociedad de prisas, de oficinas impersonales, de maternidad escondida, porque parece que esté feo o raro, que una mamá quiera criar en primera persona y a full time aunque tenga un oficio, aunque trabaje fuera e incluso le guste su trabajo, obvio que es extraño ver en nuestros lugares comunes a los bebés y niños con nosotros. Pero por extraño que resulte, ¿no es lo ideal?. ¿No es precioso, cómodo y útil en muchos aspectos?.

De verdad que cada vez entiendo menos de esta sociedad. De nuestra escala de valores, de nuestras prioridades.

Esos bebés que se quedan en las guarderías para que nadie los vea en el congreso, en las oficinas, en nuestros sitios intocables y pulcros de adultos, esos bebés son nuestro futuro, somos nosotros hace unos años, son los que vendrán después a ocupar esos puestos y esos lugares.

Cada vez más convencida de la falta que nos hace la crianza con apego, con respeto, con cercanía y pensando verdaderamente en los primeros interesados en esa crianza, que no son otros que los bebés. Que no entienden ni saben otra cosa que no sea su condición de mamíferos chupones y desvalidos que necesitan a todas horas del cuerpo de su mamá.

Y todo lo demás da igual. Si hay intereses o no los hay, si es una pose o no lo es, si se ayuda de una niñera o no lo hace. La realidad es que todo eso da igual. Yo sólo veo una mamá cuidando y criando a su bebé amorosa, que cuando la preguntan sobre los motivos para llevarlo al congreso, con toda la naturalidad del mundo, responde que lo está criando y que no sólo lo lleva al congreso, sino que lo lleva a todas partes.

De verdad... ¿Es tan difícil y raro darle normalidad a esto, tratándose de un bebé que no llega a seis meses?.

Triste, muy triste el revuelo.

6 comentarios:

  1. A mí lo que me pone más triste de todo esto es que no todas las mamás tenemos la oportunidad de hacer lo mismo. Me alegro mucho por ese bebé (que sí la tiene) y por todos los bebés que puedan estar el mayor tiempo posible pegados a sus madres, pero son los menos.
    Para empezar tenemos una baja maternal tan corta... Y después casi ninguna empresa facilita la conciliación. Por eso yo no trabajo. He decidido que la mejor inversión que puedo hacer a largo plazo es criar yo misma a mis hijos, sin prisas, sin presiones, sin tener que hacer malabares.
    En este sistema somos productores-consumidores. Queremos producir más para consumir más ¿a costa de qué? a mi no me convence.
    ¡Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Mayte. A veces me pregunto, cómo hemos podido llegar a esto??. No estoy en contra del progreso ni mucho menos, pero todo esto hace tiempo que se nos ha ido de las manos...
      Tu opción es la mejor inversión que habrás podido hacer en tu vida. Así lo veo yo.

      Abrazo grande grande.

      Eliminar
  2. La pena es que en la mayoría de trabajos (o todos) a no ser que la mamá tenga su propia empresa, no pueden llevar a sus hijos con ella.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Una pena desde luego... Pero visibilizar algo tan natural siempre ha de ser bueno. Desde luego, nunca criticable.

      Súper beso!!!

      Eliminar
  3. A mi también me pone de los nervios tannnta opinión de algo que no le incumbe a nadie más que a la madre e hijo y no se habla de otras mil cosas que si que se tendrían que hablar, pero claro, criticar es oficio de muuucha gente. Besicos y me ha gustado mucho tu entrada, cuánto hacía que no pasaba por aquí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreeee!!!! Sí que hacía tiempo que ni nos cruzábamos!!. Qué alegría volver a leerte!.

      Muchas gracias. Tienes toda la razón, el criticar está a la orden del día, pero luego las cosas verdaderamente importantes somos capaces de dejarlas pasar como si nada. No entiendo nada de verdad.

      Súper abrazo grande para ti!!

      Eliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :