miércoles, 1 de junio de 2016

Los cumpleaños

Ya llevo tiempo a vueltas en mi cabeza con este tema. Los cumpleaños de los niños y de mi niña. O más bien debería decir, las celebraciones de tales eventos.

Me doy cuenta que se convierte en un tema de gran importancia en los niños a partir de cierta edad. Hablan de ello con asiduidad, se emocionan con las celebraciones, con las suyas y con las de otros, supongo que un poco por efecto contagio también.

A Paula no la invitan a casi ningún cumpleaños. Yo no le doy importancia y pensando exclusivamente en mí, hasta lo agradezco, no porque no me gusten las fiestas (que no es cierto), sino porque no me gusta cómo se organizan este tipo de fiestas infantiles. Pero no sé cuál será su perspectiva del asunto. Supongo que no le frustra ni entristece mucho porque no me comenta nada al respecto. Me refiero a cuando invitan a casi todos los demás pero a ella no. A veces reconozco que me he preguntado, ¿por qué?, ¿por qué a los demás sí y a ella no, una niña tan generosa, tan poco conflictiva y con tantas ganas de jugar siempre?. Pero la mayoría del tiempo no pensamos en ello.

No me gusta el modo en que se ha hecho general que en un cumpleaños sean las propias mamás y papás las que piensan y eligen el regalo, y no me refiero sólo a las mamás y papás de los invitados, sino también directamente la mamá (suele ser ella) del cumpleañero o cumpleañera. Se crea un grupo de whatsapp, ooooootro más a la lista, se acuerda una cantidad, un regalo, alguien lo compra (a veces incluso la propia mamá de la niña...) y listo!. Oye, como práctico, es muy práctico! Pero yo, me van a perdonar pero no lo veo. A veces las celebraciones son de más de un niño. Esto tampoco lo veo... Nunca lo vi de hecho. Recuerdo de adolescente y joven, que me gustaba celebrar mi cumpleaños yo sola. Era muy típico juntarse entre varios para que saliera incluso más económico. Pero yo prefería hacer algo a mí manera. Alguna vez incluso alguna amiga me dijo que por qué lo quería hacer sola, que si quería ser la princesa y la protagonista... "Obvio que sí!, es mi cumple!".

En el último cumple al que Paula sí que fue invitada, me decía que ella quería elegir el regalo de su amiguita... Y con qué argumentos le digo yo que no??, que ya lo elegimos los demás...

Hay multitud de niños, algunos que ni siquiera juegan juntos. No estoy en contra de las fiestas con mucha gente, cómo iba a estarlo! A mí me encanta la gente!! Pero ellos son tan pequeños... Su fiesta de cumpleaños, ¿no sería mucho más bonita con los amiguitos con los que más juega, con los que se compenetra de verdad...?. A los que desde su corta experiencia en relaciones sociales, va conociendo y aprendiendo a pensar en qué detalle podría gustarle para ese día tan especial.

Cuando se va acercando su día, me gusta hablarle de cómo fue, el momento y los previos, de su nacimiento. Cómo la esperábamos con ilusión, como decidió de repente que aunque el calendario no lo marcaba como tal, había llegado su hora de conocernos, cómo nos sentimos cuando al fin vimos su carita...

Me parece muy importante ir contándole su biografía, cómo fue su día, cómo se vivió... Que siempre esté presente el verdadero significado de esa celebración, que parece que a veces se nos olvida. Igualmente me parece importante que se celebre el mismo día en cuestión, por qué habría de cambiarse??. Ese día y no otro es el día que vino a este mundo, eso es lo importante.

A veces es tan difícil mantenernos en estas posiciones... Empezando por mí misma. Qué en el afán de que sea lo más especial, nos alejamos un poco de la idea principal.

De una u otra forma, el cuarto cumpleaños de Paula, fue un día tremendamente especial, rodeada y acompañada de sus amiguit@s más queridos que ella misma decidió invitar, de toda la familia que la adoran, y estaba taaaan feliz que contagiaba con sólo mirarla de toda esa felicidad.

Estoy convencida que lo disfrutó  a lo grand, y por supuesto nosotros con ella.





2 comentarios:

  1. ¡Menudo tema has tocado! Dichosos cumpleaños je,je
    A mí me da igual que pongan dinero entre todos para el regalo, yo me voy y compro el mío aparte. Como el whatsapp me lo desinstalé pues ahí gané calidad de vida ¡no podía con tanto grupo!
    Si te digo la verdad me parecen desproporcionadas las fiestas que suelen celebrarse, así que suelo ser bastante selectiva a la hora de llevarles. Les ofrezco otra alternativa a la fiesta y ya está.
    Aquí todo el mundo suele invitar a las dos clases ¡imagínate! las que invitan solo a unos poquitos dicen que son los amiguitos que el niño en cuestión ha elegido. Yo no me lo creo porque casualmente son los niños de las amigas de la madre je,je
    Los míos cumplen en julio y en agosto y todos los años me preguntan las profesoras si queremos celebrarlo en el cole el último día de clase para que no se sientan diferentes a los demás, a lo cual respondo que para nosotros carece de todo sentido celebrar un cumpleaños fuera de fecha. Este año ya no me lo han preguntado.
    Cada año celebramos su cumpleaños con personas diferentes. Tratamos de hacer coincidir el cumple con nuestros días playeros, así que hacemos una fiesta espontánea en la playa a la que acuden algunos niños del camping. Lo celebramos como cuando éramos pequeños, unos sandwiches, una tarta y ya está.
    Hablo mucho con ellos sobre el verdadero significado de un cumpleaños, contamos bonitas historias y recordamos su nacimiento.
    Un beso grande Ángeles, otro para Paula!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Mayte! Es un tema difícil en estos tiempos... intentar mantenerte firme en tus principios sin estar desubicada con los que nos rodean.

      El que te coincida el verano siempre ayuda la verdad a quedar un poco al margen de eso... Jajaja

      Un abrazo grande.

      Eliminar

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :